¿Cómo obtienen madera en Japón sin talar los árboles?

¿Cómo obtienen madera en Japón sin talar los árboles?

Daisugi, con este nombre es conocida una técnica forestalancestral que es usada en Japón, la misma permite la obtención de madera sin necesidad de talar árboles.

Japón desde hace siglos ha puesto en práctica la silvicultura sostenible, cuyo objetivo es por supuesto hacer uso de la madera, mientras logran prevenir la deforestación.

¿Difícil de creer cierto?Pero totalmente cierto, conoce más acerca de esta increíble técnica.

¿En qué consiste el Daisugi?

La técnica denominada Daisugi es una tradición milenaria implementada con el objetivo de que se pueda hacer uso de la madera, pero sin acabar con la vida vegetal en los bosques. Esta puede ser definida como la técnica más eficiente  para cuidar los bosques.

La misma se trata de podar los árboles de cedro de forma similar a un bonsái, de esta forma logran obtener ciertos brotes que se convertirán en una madera uniforme y recta; que luego podrán talarse cuando hayan alcanzado un buen tamaño, para aprovecharse en diversos ámbitos.

La mejor forma de prevenir la tala masiva de bosques es esta, sin lugar a dudas las peculiares tradiciones japonesas cada día causan mayor asombro.

Origen del Daisugi, técnica para obtener madera sin talar árboles

La técnica japonesa Daisugi se remonta al siglo XIV, y es precisamente esta técnica y su antigüedad lo que ha permitido que durante 700 años en Japón se pueda producir madera, sin poner en riesgo la integridad de los bosques.

La invención de este método de obtención de madera se produjo en la región de Kitayama. En el siglo XIV, alrededor del año 1300, el objetivo en este momento, fue el de dar respuesta al problema de escasez de madera que en ese entonces se estaba presentando.

La  arquitectura sukiya-zukuri estaba muy de moda en el momento, para esta se hacía uso de madera recta, pero no había suficiente para satisfacer la demanda.

Datos de interés sobre el Daisugi

  • De un árbol de cedro podado con la técnica del Daisugi, se pueden obtener hasta 100 brotes al mismo tiempo.
  • Gracias a esta técnica, cada árbol puede dar madera entre 200 y 300 años, hasta que se agota.
  • La madera obtenida a través de esta técnica, además de ser más flexible que la madera de cedro tradicional, también es mucho más resistente.
  • Debido a que la madera obtenida es muy recta, resulta perfecta para crear  vigas y techos.
  • En Europa, esta técnica también fue implementada, pero no en cedros, sino en árboles de Haya y roble.

La madera es un material muy versátil, atemporal, nunca pasa de moda, pero cuando su uso no se hace de forma adecuada, entonces se corre el riesgo de terminar las reservas forestales.

En Japón, el Daisugi, la técnica para obtener madera sin talar árboles, ha dado respuesta a esta problemática durante más de 600 años. Sin lugar a dudas es una técnica que debería ser implementada en diversas partes del mundo para hacer uso de la madera, sin comprometer los bosques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *