Convierte tu hogar en una casa sana

Convierte tu hogar en una casa sana.

Algunos consideran que el aire dentro de casa es más respirable que el del exterior, pero se sorprenderán al descubrir que la realidad es totalmente opuesta, en ocasiones el aire dentro de la vivienda tiende a ser más tóxico de lo que muchos si quiera han imaginado.

Dentro de la vivienda se acumulan olores de pinturas, productos de limpieza, gases, entre otros elementos que poco a poco van convirtiendo al aire del interior en una amenaza para la salud de quienes allí habitan, afortunadamente existen métodos de ventilación a través de los cuales el aire dentro de cualquier vivienda puede convertirse en respirable.

 

Ventilación de la vivienda, clave en la salud de sus habitantes.

Mejorar la calidad del aire, ese es el objetivo de cualquier proceso de ventilación en una vivienda, de esta forma se evita el desarrollo de enfermedades respiratorias a las que se es vulnerable, en la mayoría de los casos, abrir las ventanas de la casa es suficiente para que esta se ventile y así poder mejorar el aire.

Pero no siempre es posible la apertura de las ventanas, por ejemplo, cuando se usa la calefacción, esto no es muy conveniente, en estos casos ¿qué se puede hacer? Los métodos de ventilación mecánica son la respuesta en situaciones como estas.

 

Sistema de ventilación mecánica controlada.

Con la implementación de estos sistemas lo que se pretende es lograr una adecuada ventilación de las viviendas. Se lleva a cabo el proceso de expulsión del aire que está  viciado, por llamarlo de alguna manera y se permite el ingreso de aire fresco a la vivienda.

Existen diversos sistemas de ventilación para la vivienda, la elección de uno u otro dependerá de las necesidades del usuario, del presupuesto y del tipo de vivienda con el que éste cuente.

 

Tipos de sistemas de ventilación.

1.-Ventilación mecánica de flujo simple:el objetivo es que el aire sea extraído desde aquellos espacios de la vivienda en los que se acumulan olores, la cocina y los baños por ejemplo. En estos casos se instala un ventilador que posea conductos hacia los espacios como los mencionados.

Con este sistema de ventilación además del ventilador y los ductos mencionados, se deben colocar agujeros debajo de las ventanas. Es a través de estos que se permitirá el flujo del nuevo aire a la vivienda.

Aunque este es un efectivo sistema de ventilación mecánica, existen algunos contras, en primer lugar, genera un 30% más de consumo energético, lo que se traduce en una factura eléctrica más elevada, por otro lado, puede resultar nocivo para la salud, ya que, al cerrarse las puertas de las habitaciones el proceso de circulación del aire se detiene obteniendo como resultado unos cuerpos en reposo con menor cantidad de aire de calidad disponible.

2.-Ventilacion mecánica de Doble flujo: este sistema de ventilación vendría siendo la respuesta a los efectos negativos del sistema anterior, presenta cambios como por ejemplo que se eliminan los agujeros que se ubicaban debajo de las ventanas y se crea un solo acceso del aire nuevo a la vivienda, que a su vez estará conectado a conductos distribuidos por toda la casa.

Entre los beneficios de este sistema de ventilación se puede mencionar que permite un ahorro en el consumo energético y además se garantiza el aire de calidad durante todo el día, sin importar si la  puerta de la habitación está cerrada, ya que, los ductos llegan a cada rincón de la casa.

La ventilación de la vivienda no solo ayuda a que el aire sea respirable, sino que además permite la reducción de los malos olores que pueden hacer de la estancia en la vivienda algo desagradable. De allí la importancia de contar con un sistema de ventilación adecuado en casa.

Deja un comentario