Casas del futuro, a base de Madera

Casas del futuro, a base de Madera.

Mucho se ha avanzado en materia de arquitectura sostenible, y hoy en día se hace uso eficiente de los recursos en la construcción con el fin de dar origen a viviendas ecológicamente amigables. Pero sin lugar a dudas el material del presente y del futuro continua siendo la madera, por eso no es de extrañarse que el futuro habitacional lo sustente este material.

Y es que la madera ha ganado gran terreno no solo en la construcción sino también en la decoración y el diseño. Se trata de un material estético, confortable, versátil y amigable con el medio, siendo esta última una característica cada vez más valorada.

¿Por qué la madera es el material del futuro?

Las razones de por qué este material está siendo utilizado tan ampliamente en diversos ámbitos de la construcción se pueden sintetizar de la siguiente manera:

  • Es un material que no necesita transformación para ser usado en la construcción, lo que implica una disminución en las emisiones de CO2. Lo que en definitiva se traducirá como una contribución para paliar el cambio climático.
  • Cuando la madera es usada en la construcción, sigue absorbiendo Dióxido de Carbono. Esto significa que seguirá ayudando a purificar la atmósfera aun después de usada en una edificación.
  • La madera es un material muy versátil y las posibilidades en la construcción son infinitas gracias a la facilidad de trabajo de esta. En palabras de los expertos la madera es cálida, natural, diversa, estética, un verdadero regalo de la naturaleza.
  • El uso de la madera en el ámbito constructivo es una forma factible de densificar las ciudades de una manera mucho más sustentable.

Edificaciones de madera.

El hecho de que se hable de las casas de madera como las construcciones del futuro se debe a la facilidad de trabajo de estos. La sociedad crece aceleradamente y con esta la demanda habitacional aumenta y para crear una casa o edificio de hormigón se necesita de una gran inversión de energía, se generan escombros, se requiere de mucho personal, es decir, la inversión monetaria es mayor.

Mientras que para construir casas, rascacielos, edificios, se requiere de menor trabajo, la madera se corta, ancla, ensambla con facilidad, durante la construcción no se necesita de maquinaria pesada y además el personal necesario es menor. En conclusión con una arquitectura basada en el uso de la madera, sin lugar a dudas se están dando pasos agigantados para revertir el daño que durante años se le ha ocasionado al medio ambiente, de ahí que hoy más que nunca se considere el material del futuro.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *